BUSINESS INTELLIGENCE

Gestión de Negocio

En toda empresa existen bienes, tangibles e intangibles, dentro de los intangibles podemos ubicar la información que se tiene en cualquier medio de almacenamiento electrónico; los datos de las ventas, facturas de proveedores, facturas de clientes, control de inventarios, catálogo de clientes, catálogo de proveedores, etc.

Toda esta información es primordial para la empresa, si es que se tiene un buen control de ella y si se cuentan con los reportes adecuados para explotar la información.

Inteligencia de Negocios (BI)

Inteligencia de Negocios (Business Intelligence) es la habilidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios.

Desde un punto de vista más pragmático, y asociándolo directamente con las tecnologías de la información, podemos definir a la Inteligencia de Negocios como el conjunto de metodologías, aplicaciones y tecnologías que permiten reunir, depurar y transformar datos de los sistemas transaccionales e información desestructurada (interna y externa a la compañía) en información estructurada, para su explotación directa (reportería, análisis OLTP / OLAP, alertas, etc...) o para su análisis y conversión en conocimiento, dando así soporte a la toma de decisiones sobre el negocio.

La inteligencia de negocio actúa como un factor estratégico para una empresa u organización, generando una potencial ventaja competitiva, que no es otra que proporcionar información privilegiada para responder a los problemas de negocio: entrada a nuevos mercados, promociones u ofertas de productos, eliminación de islas de información, control financiero, optimización de costes, planificación de la producción, análisis de perfiles de clientes, rentabilidad de un producto concreto, etc...

Una solución de Business Intelligence no debería ser considerada un costo, más bien se consideraría como un activo de la empresa, esto en términos del valor del negocio, es decir, dicha solución puede y debe ser aprovechada como estrategia del funcionamiento del negocio para coordinar y armonizar todas las áreas de la empresa y orientarlas al objetivo de la misma que consiste en generar dinero ahora y en el futuro.

BI: ¿Estrategias o herramientas?

Ambas, porque permite conocer las fortalezas y debilidades de la empresa con el fin de preparar estrategias de mejora. Todo ello gracias a los datos e información que son analizados con herramientas tecnológicas y transformados en conocimiento del negocio.